¿Qué es la diabetes mellitus felina? Te contamos un poco sobre esta enfermedad en los felinos

La diabetes es una enfermedad que afecta a las personas y también a las mascotas. Como a los gatos, se estima que afecta a 1 de cada 200 felinos, en ese caso se denomina Diabetes Mellitus Felina. La diabetes mellitus es una enfermedad que dificulta el uso de azúcar como fuente de energía.  Después de comer, el sistema digestivo descompone los alimentos en sus componentes. Una de estas partes es el azúcar (glucosa). El cuerpo del gato absorbe la glucosa del sistema digestivo en la sangre y luego es utilizada por varios órganos como fuente de energía para sus actividades. Sin embargo, para que el cuerpo utilice la glucosa, necesita insulina, una hormona producida por el páncreas. Cuando la producción o el uso de insulina es anormal, la glucosa no se puede transferir de la sangre a los órganos del cuerpo y esta permanece en la sangre haciendo que los niveles de azúcar en la sangre sean más altos de lo normal.

Tipos de diabetes:

Diabetes Tipo 1: Esto sucede debido a la falta de insulina, y el páncreas responsable de su producción está dañado y no puede producir insulina.

Diabetes Tipo 2: En este tipo de diabetes se produce insulina, pero su función es insuficiente. Los gatos son más susceptibles a este tipo de diabetes que los perros.

Factores que provocan la diabetes:

  • Obesidad (a partir de 7 kg)
  • Edad (más de 8 años)
  • Predisposición genética
  • Raza (los gatos birmanos padecen diabetes más que otras razas)
  • Pancreatitis
  • Síndrome de Cushing
  • Hay registros que muestran que los gatos machos castrados tienen más probabilidades de desarrollar diabetes que las gatas.

 

Síntomas:

  • Poliuria: Orinar con mayor frecuencia
  • Polidipsia: Beber excesiva cantidad de agua
  • Polifagia: Incremento de apetito
  • Mala apariencia en el pelaje
  • Vómitos
  • Pérdida de peso a pesar de comer más
  • Dificultad para saltar y caminar
  • Infecciones crónicas y recurrentes

Si encuentra alguno de los síntomas antes mencionados, debe consultar a un veterinario para confirmar el diagnóstico. Dependiendo de los síntomas de la mascota, se puede sospechar diabetes, pero el veterinario debe confirmar el diagnóstico al encontrar niveles altos de azúcar en la sangre y la orina.

Diagnóstico y Tratamiento:

El diagnóstico de diabetes siempre debe realizarlo un experto. Para confirmar esta enfermedad, generalmente se mide la glucosa y la glucosa en las mascotas debe ser inferior a 120 mg/dl, mida si hay glucosa en la orina; en caso de duda, también puede medir la fructosamina, que puede indicarle si el nivel de azúcar en sangre ha estado alto en las últimas dos o tres semanas. También debe controlar al animal para detectar deshidratación, daño hepático y analizar si hay infección de orina.

Al igual que sucede en los seres humanos, el tratamiento para la diabetes en las mascotas consta de insulina, dieta y ejercicios. Los animales que sean diagnosticados con diabetes deberán de aplicarse insulina durante el resto de su vida. Por otro lado, los gatos deberán de aplicarse insulina por un tiempo, si cambian sus hábitos y mejora su estilo de vida, la aplicación podrá detenerse.

Con respecto a su dieta, existen productos para gatos diagnosticados con diabetes, un ejemplo es el producto de la marca Equilibrio para Gato O&D (obeso y diabético), lo pueden encontrar en Naricitas.pet, Tu tienda Pet Lover favorita.

Deja una respuesta